sábado, 31 de mayo de 2014

PASTELITOS DE HOJALDRE


¡Hola a tod@s!

Para endulzar un poco este fin de semana, hoy quiero  enseñaros unos pastelitos que están súper ricos y son muy fáciles de hacer.

Son de hojaldre y los podemos rellenar como mas nos guste, yo los suelo rellenar con crema mascarpone, que me chifla,  es la misma crema que utilicé para la tarta que hice a mi amigo Adolfo, podéis ver como se hace pinchando aquí

Para hacer los pastelitos necesitamos:

- 2 placas de hojaldre fresco (yo compro el de mercadona, tengo en mente probar ha hacer yo el hojaldre casero, ya os contaré cuando lo haga)
- Azúcar glass

- 250 gr. de queso mascarpone

- 200 ml. de nata liquida para montar

- Azúcar blanquilla (la cantidad varía según lo queramos de dulce, yo lo voy probando, así va en gustos)

- Aroma de vainilla

Ponemos el horno a precalentar a unos 200º y mientras se calienta, forramos con papel vegetal una bandeja de horno (podemos utilizar el papel que viene en cada paquetito de hojaldre)

Estiramos las placas de hojaldre y vamos cortando la masa con un cortador de galletas o varios, según la forma que queramos que tengan los pastelitos los cortamos todos con el mismo o vamos variando de cortador.

Colocamos los pastelitos en la bandeja (seguramente no os entren todos, por lo que los tendréis que hacer en dos tandas, si no tenéis más de una bandeja), con ayuda de un colador espolvoreamos  azúcar glass sobre ellos, y tenemos dos opciones, o pincharlos para que no suban mucho, y por tanto como se nos quedaran planitos no los podremos abrir a la mitad para rellenarlos, por lo que una vez estén frios, tendremos que coger uno de los pastelitos, poner la crema y luego poner encima otro pastelito, de esta manera nos quedará un pastelito algo más abultado y con más hojaldre, y si optamos por no pincharlos antes de meterlos en el horno, como nos subirán bastante una vez que estén fríos con mucho cuidado iremos abriendo cada pastelito y lo rellenamos, al hacerlos de esta forma, el pastelito tiene menos cantidad de hojaldre… así que es cuestión de gustos.

Una vez que tengamos los pastelitos rellenos, los podemos decorar como queramos, azúcar glass, fideos de chocolate, de colores, ect.

 Aquí os enseño como quedan, estos están hechos pinchándolos antes de meterlos en el horno.
 
 
 
 
 
 


 
 
Y estos otros los hice sin pincharlos antes de meterlos en el horno, por lo que después como subieron bastante, los abrí a la mitad para rellenarlos, haciéndolos de esta forma nos salen una mayor cantidad de pastelitos y os puedo asegurar que están igual de ricos. 



 
 

 
 

 
 

 
                                                    

¿Qué os parece estos pastelitos? ¿Os animáis a probarlos?

¡¡¡Que tengáis un dulce y feliz fin de semana!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por vuestros comentarios!